miércoles, 11 de noviembre de 2009

La Magia del Lago de Atitlán




Los volcanes reían hasta llorar.

Sus lágrimas inventaban el atardecer.
Hoy son lágrimas de sangre,
Su respiración se vuelve lenta... 
Sus latidos desvanecen,
Su belleza se ensombrece
Su alma se pierde entre la nada...

Mi alma te llora, mi Lago de Atitlán

Un sábado de noviembre de un año cualquiera, descubrí su magia.  Mi alma habló con los volcanes.  Recuerdo que el hermoso lago se perdía en el horizonte.  Mi vida se conectó con la vida... pregunté tantas cosas... su azul transparente me respondió.

Tan inmensa como la belleza del Lago, es hoy la angustia que siente mi corazón.  "No hay recursos para rescate del Lago de Atitlán" ... La noticia fue como un balde de agua fría y contaminada que poco a poco pierde su encanto...

¡Cuántas veces recibí el año nuevo en ese paraíso! ¡Cuántas promesas nacieron a la orilla de sus aguas limpias y sagradas! ¡Cuántas memorias!

¡No permitamos que muera!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada